Primera Declaración: ¿LIBERTAD?

Me llamo Heini Villela Schneebeli, el viernes 24 de febrero me disponía a participar en el programa semanal que el Grupo Intergeneracional tenía a su cargo en Radio Nuevo Mundo desde hacía dos años, en el que se analizaría el caso de las campañas que le dan al ciudadano común y corriente la responsabilidad del cambio en Guatemala, instándolo a pensar y actuar de forma positiva. Nuestro programa para ése día tenía por título ¿Guatemorfosis o Guatepsicosis?

Dos horas antes de salir al aire Marvin Robledo, gerente de la radio, llamó a un colega del grupo diciéndole que la agencia de publicidad de Pepsi se había comunicado con él manifestando su “preocupación” por el título del programa, motivo por el cual se nos pedía abordar otro tema. Nosotros consideramos la posibilidad de modificar el nombre del episodio e, incluso, omitir la mención a la marca (total, lo que nos interesaba destacar no tenía que ver con Arjona ni con Pepsi sino con la necesidad de comprender la magnitud de los problemas y las acciones requeridas para resolverlos) pero la radio se nos adelantó comunicándonos su decisión de cancelarlo.

Cuento lo ocurrido para dejar claro que fue censurado nuestro derecho a expresarnos. Las personas que me conocen pueden dar fe de mis fuertes bases liberales. No me queda la menor duda de que el fin de toda sociedad debe ser la libertad, traducida ésta no solo en la libertad de escoger entre dos marcas, sino también en la libertad de producir, de trabajar, de expresarse y pensar. Aborrezco cuando el gobierno obstaculiza cualquiera de estas libertades porque entiendo que el Estado es, ante todo, un garante de la armonía social, llamado a proteger nuestro derecho a pensar, hablar, trabajar, producir, etcétera.

Sin embargo, el recién pasado viernes 24 de febrero me di cuenta de que no solo el gobierno es capaz de violar mis derechos ciudadanos. Lo hacen también otros individuos como yo, que no necesitan pertenecer al Estado para creerse superiores y limitar mi libertad. Esa tarde tomé conciencia de aspectos que no había considerado antes: toda la vida pasé quejándome de manifestaciones que interrumpían el tráfico y que me hacían llegar tarde al trabajo. La mayoría de esas manifestaciones eran de grupos de personas pobres (campesinos sin tierra, personas sin vivienda, entre otras). Ahora bien: si yo, siendo un profesional, perteneciendo a la clase media, con trabajo, sin hacerle daño a nadie y respetando la ley no pude expresar mis ideas libremente porque alguien con más poder económico decidió que no eran importantes y ordenó que no pudiera expresarme, ¿qué pueden esperar las personas pobres, aquellas olvidadas o escondidas detrás de las montañas o dentro de los barrancos para, al menos, ser escuchadas en sus lamentos, si no es a través de violentar la circulación de otros para hacerse notar? ¿Es correcto que esa sea la única alternativa para decir lo que se piensa y ejercer un derecho ciudadano? Los medios que se cierran a intereses particulares, ¿no deberían servir para expresarse? He aquí el primer hecho que me asusta, porque esa sociedad con libertades que anhelo para nuestro país encuentra su primera contradicción.

Los medios de comunicación deben responder a intereses comerciales, porque obviamente son un negocio para ganar dinero. Hasta aquí todo está bien. Lo que debemos entender es que los medios (como la radio o la televisión) operan en un espacio público que es de todos, pero que en Guatemala se concede por muchos años a varias empresas. Hasta acá, todo sigue bien.

Pero la condición para entregar un espacio público a un negocio particular es garantizarle al ciudadano la libertad de expresarse en dichos medios y que, al hacerlo, esa libertad (que a la vez es un derecho) no se vea limitado por intereses privados o del gobierno de turno.

Con la penosa experiencia vivida, he de decir que no hay libertad de expresión en nuestros medios de comunicación, ya que no pudimos ejercer nuestro derecho a hablar. Aquí ya todo va mal.

¿Cuántas personas más estarán en las mismas condiciones que nosotros?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s