¡Es la economía, estúpido!

Reflexiones a propósito de una columna de José Raúl González Merlo
Texto: Heini Villela Schneebeli

Estados Unidos, 1992. George Bush padre celebraba aún su victoria contra las tropas iraquíes que habían invadido Kuwait. Su popularidad a nivel nacional rondaba el 89%. No obstante, meses más tarde (en noviembre de ese mismo año) Bush era derrotado por Bill Clinton en las elecciones presidenciales.

¿Cómo explicar lo ocurrido? Fácil: el candidato demócrata interpeló a los votantes haciéndoles ver que los logros militares y el dominio geopolítico de Estados Unidos no era una realidad que pudiera percibirse en cada uno de los hogares. De hecho, mientras el gobierno de Bush proclamaba la grandeza y el liderazgo mundial de su país, los norteamericanos enfrentaban una recesión que empobrecía cada día más a la clase media. Clinton contradijo el espejismo con una frase clara, sencilla y memorable: ¡Es la economía, estúpido!

Traigo a cuento esta historia como aporte al debate generado tras la censura del programa de radio Espacio Intergeneracional, en el que un colega y yo nos proponíamos analizar la campaña Guatemorfosis de Pepsi. Leyendo diferentes comentarios y opiniones, me sorprende que por decir lo que pienso algunos me llamen cangrejo, resentido y hasta comunista. El mismo Ricardo Arjona, en su respuesta publicada por Prensa Libre, nos condena como enemigos de la patria por no hacer caso de su mensaje y discrepar con él en que la metamorfosis de Guatemala llega con un cambio de actitud individual.

Guatemorfosis nos dice que el cambio de actitud personal (siendo corteses, amables, trabajadores, optimistas, etcétera) es el inicio del cambio que Guatemala necesita. Nos pide que todos estemos unidos en esa actitud por el país porque, de lo contrario, no somos buenos hijos de Guatemala. Y para reforzar la idea nos presenta una idealización del pasado donde las tiendas de barrio y las colonias eran seguras, además de presumir nuestras bellezas naturales.

La pregunta es: ¿Cómo cambiar de actitud? Yo veo que a lo largo de mi vida he cambiado de actitud cuando he tenido el incentivo para hacerlo. Por ejemplo, cuando era niño, dejaba de salir a jugar con mis amigos para ganar los exámenes y tener las vacaciones libres. Y ya de adulto el comportamiento era el mismo: sacrificar vacaciones, fiestas o consumos por ocupar el tiempo en el trabajo, con el incentivo de que así se construye una empresa y un futuro próspero.

Así caigo en cuenta, como ya dije, de que el cambio de actitud sólo se logra con un incentivo… que generalmente es económico. Y así también me asalta la duda de cuál es el incentivo que nos ofrece la Pepsimorfosis para que los guatemaltecos cambiemos de actitud, y reconozco que por más que lo busco, no lo encuentro. No lo encuentro porque creo ser uno de los que cumple ya con las características de cortesía, amabilidad, trabajo, optimismo y demás.

Entonces, ¿qué mas se me puede pedir? ¿Qué más actitud se le puede pedir a un padre o a una madre de familia que se matan trabajando para alimentar a sus hijos? ¿Será que con un video, muchos de los jóvenes fanáticos de Arjona estudiarán más y parrandearán menos? Y, agregando: ¿Se es un mejor joven por hacer eso? Y, de no hacerlo, ¿está traicionando a su país?

Mi actitud no provoca ningún cambio social en el país. Puede darme a mí un mejor entorno, pero la realidad social siempre prevalecerá sobre mi entorno, ya que si Guatemala es violenta, pobre e injusta, esa violencia, esa pobreza y esa injusticia me tocará tarde o temprano, porque el entorno de toda persona siempre será vulnerable a la realidad de la sociedad en la que vive. Esta es la simple razón por la que al final siento dicha campaña como un mero anuncio de propaganda para el consumo de bebidas carbonatadas. Y le llamo propaganda porque así se le llama a la propagación de una idea (el amor por la patria) para inducir acciones que lleven a una conducta (el consumo de la bebida) a través de un sentimiento (nacionalismo).

Ahora bien, Arjona dijo que quería saber si los “cangrejos, resentidos y comunistas” tenían una mejor propuesta, y pensando en ese desafío me vino a la mente la frase de Bill Clinton. Mejorar a Guatemala no es cuestión de actitud (demasiado optimista ya para soportar tanto). Al contrario: ¡Es la economía, estúpido!

Si el problema de Guatemala es económico, la solución debe ser económica. Entonces, en vez de pedir un cambio de actitud, ¿por qué mejor no enarbolar los valores de la libertad y la igualdad? Libertad para pensar y expresarse, pero también para producir y consumir. Igualdad ante la ley, y por consiguiente igualdad de oportunidades para trabajar sin prebendas ni ventajas. Eso significa que todos (¡todos!), por el sólo hecho de vivir en Guatemala, somos libres de hacer lo queramos a condición de no perjudicar a terceros.

Pero esa libertad incluye el poder consumir lo que queramos, no lo que nos imponen, y el poder producir lo que deseemos, no lo que nos permiten. Y la igualdad implica que todos sigamos las mismas reglas, de modo que el grande no pueda imponerse con ventajas sobre el negocio pequeño; que si se exonera de impuestos a una empresa, se le ofrezca la misma condición a todos para no darle ventaja a nadie; que si se penaliza con aranceles a ciertos sectores, se haga lo mismo con todos.

Y para hacer realidad dichas ideas, aquí van algunas medidas que deberíamos apoyar como sociedad, más allá de cancioncitas pegajosas y actitudes edificantes:

1. Inspirándome en su historia, cuando él lanza su propia disquera buscando la independencia no sólo económica sino también de criterio, le propongo que luchemos por quitar los aranceles que protegen a los monopolios y oligopolios del país, para que como consumidores podamos elegir libremente entre diversos productos con precios competitivos. Quitar el 20% de arancel al azúcar, el 40% de arancel a la cerveza y el ron, el 15% a las aguas gaseosas (¿aló Pepsi?), el 10% al cemento, etcétera.

Todos estos son sectores que presumen de ser (y seguramente son) competitivos y eficientes. De ser es así, ¿cuál es el temor a poder competir con otros productos que vienen de afuera?

2. Quitar las cuotas de importación de la harina y el trigo, lo mismo que del maíz amarillo y la soya, que son asignadas a un reducido grupo de empresas que tienen el monopolio de la harina y las pastas en el país, lo cual les permite manipular el precio de dichos productos por no haber competencia. Ostentar esos privilegios en un país que se muere de hambre es inhumano.

3. Declarar lesivos diez contratos de generación eléctrica que se firmaron entre 1993 y 1996, y que hicieron de Guatemala el país más caro del continente en términos de energía al obligar a pagar entre 19 y 21 centavos de dólar por kilovatio. Bajo ese esquema Guatemala no pudo aprovechar el tratado de libre comercio con los Estados Unidos: no es factible crear un sector industrial en nuestro país ya que, siendo la energía eléctrica una materia prima fundamental, es imposible tener costos para competir.

4. Dejar de subsidiar el dólar para mantenerlo elevado. Solo entre el 1 de enero del 2010 al 30 de abril del 2011, el Banco de Guatemala gastó 5,100 millones de quetzales para mantener el valor del dólar con el quetzal al 7.80 x 1 en promedio. Si en vez de gastar todo eso hubiera dejado libre el tipo cambio, éste habría bajado al 6.47, y de esa manera el pan, el pollo, la gasolina, el papel, los libros, las herramientas, la maquinaria, los electrodomésticos, las computadoras, los celulares, los vehículos serían un 17% más barato.

Resumiendo, y repitiendo: ¡Es la economía, estúpido!

Anuncios

23 comentarios en “¡Es la economía, estúpido!

  1. totalmente de acuerdo…en parte. Es la economía,…. lo que hay que cambiar. Guatemala no es violenta, injusta, etc. Los que generan la violencia, la injusticia, etc. somos, de una forma u otra, los ciudadanos o mas bien los vecinos, los habitantes, los descerebrados por el sistema educativo anacronico del país que es controlado por quienes? por personas con filtros mentales, prejuicios, ideologías personalistas-individualistas, utilitaristas y mercantilistas (la educación privada en su gran mayoría incluida). Por supuesto que si nos quedamos en un nivel puramente convencional e intelectualista no se entiende en su profundidad la idea “cambiar yo para que cambie el mundo”. De acuerdo en que es solo un anuncio para vender aguas gaseosas, que los grupos de poder buscan la hegemonía para continuar gozando de las prebendas que señalas atinadamente y de acuerdo en que no se puede ni debe permitir la censura sino mas bien fomentar el diálogo y el debate. Pero todo eso empieza por el individuo y su capacidad para decidir que quiere comprar, cómo y cuándo. Qué quiere pensar, como y cuándo….En fin depende de nuestra capacidad de razonar y tomar decisiones apropiadas para cada uno, para su familia y para su comunidad. En la medida en que nos empecemos a transformar en ciudadanos en vez de continuar siendo vecinos y espectadores, los cambios individuales irán sentando las bases de una transformación profunda, no solamente una pepsimorfosis…Por eso y muchas cosas mas (como dice aquella canción…) estoy totalmente de acuerdo con vos…en parte….
    salú!!

    1. Hola Pedro, entiendo lo que queres decir. Tenemos diferencias en las que no nos pondremos de acuerdo, por eso la idea de que mas que actitud, lo que debemos promover es la libertad para pensar y actuar como queramos, asi si yo pienso de una forma, vos sos libre de pensar de otra forma, y la madurez y adelanto esta en respetar esa individualidad.

      1. En esto si que estamos totalmente de acuerdo…!!! y como dijo alguna vez el Papa Juan XXIII ..encontrar lo mucho que nos une más que lo poco que nos separa. Además en la diversidad de opiniones, de formas de pensar, etc. está la riqueza: cuando podamos confrontar nuestras “verdades” individuales quizás podamos vislumbrar un poco de La Verdad….Habrá que seguir adelante pues con estos espacios y con estas y otras provocaciones….Por cierto el foro TED es un buen espacio a utilizar….Salú!!2

  2. Mejor no lo pudiste haber puesto!!! Es una porquería este país, porque aquí todos (mas aun si son burócratas) se creen mas sabiondos que los otros y quieren predecir el futuro o los impulsos, necesidades creadas o naturales de cada individuo y eso NO SE PUEDE… Es sencillamente IMPOSIBLE…
    Si queremos cambiar este país, comencemos por entender que, el atraso, lo difícil de iniciar una nueva empresa, la inseguridad, la falta de certeza jurídica, y el castigo de impuestos confiscatorios viene del mismo mal: EL ESTADO. El estado guatemalteco no esta al servicio de los ciudadanos, ni es un protector de nuestros derechos, mucho menos, ser un facilitador de negocios promoviendo inversión etc. (aunque esto ultimo podemos obviarlo, ni para eso lo necesitamos)… El estado, aquí, hoy por hoy es el problema de todo! Lo dejamos volverse un pulpo que mete sus tentáculos corruptos en todo y la porquería de la burocracia nos envuelve y nos ata… Entorpece los negocios, no nos protege física ni legalmente, en pocas palabras no funciona ni para lo que fue diseñado, ni mucho menos como lo conocemos hoy día, una caricatura de estado benefactor populista. Funciona para si mismo, y cada cuatro años solo cambiamos a la pandilla que lo maneja, pero sigue igual… Guatemala va a cambiar si cambiamos el papel del estado y nos deja practicar un verdadero sistema de Laissez-faire… que quiere decir “Dejenos Hacer”. Que nos dejen en paz a los que trabajamos, que cumpla su sencillo papel de agarrar a los delincuentes y del resto nos encargaremos las personas que tenemos visión… Trabajando y creando riqueza… Cantando eslóganes y tomando agua azucarada no vamos a cambiar nada! En este país, todo esta al revés… Como dicen, “Los patos le tiran a las escopetas”, aquí el estado nos quiere contar las costillas en nuestros negocios para ver si tributamos lo que exigen los sabios burócratas, cuando debiera ser el contrario, nosotros, los ciudadanos, contarles las costillas al estado para ver que estén gastando donde deben los impuestos que nos quitan por la fuerza…. Y la misma comparación hago con la campaña publicitaria de Pepsi… Cantando una cancioncita no cambias un país… el país lo cambias lo cambias trabajando… duro! Y para que seamos mas productivo tenemos que destetar al grandísimo coche inútil que tenemos chupandose la riqueza que generamos los empresarios: El Estado!

  3. Me parece un excelente análisis que me hace reivindicar mi postura en contra de la bendita campaña esta de Guatemorfosis, una campaña, demás está decirlo, basada en la que el autor del artículo da en llamar “actitudes edificantes”, con deje de moralista. Creer que la solución a nuestros problemas está en una cuestión de actitud personal es una ilusión, una ilusión de quien no conoce la realidad de nuestra sociedad. La vez pasada yo discutía con un amigo que criticaba mi posición respecto a esto. Él me decía que la campaña era positiva, que presentaba el lado bueno que todavía tiene Guatemala, que sí yo prefería ver un video donde se vieran muertos y la realidad tal cual es. A mí me parece ridiculamente absurdo que una persona instruida e inteligente, como lo es mi amigo, sea capaz de dejarse deslumbrar. Pero no lo culpo, pues precisamente una de las funciones de la publicidad es tocar las carencias de las personas para generar necesidades. En este caso, la necesidad de tener un país con más oportunidades, más seguridad, más educación, más de esas cosas de las que todos los guatemaltecos hemos estado hambrientos. Y eso es lo que pretende hacer esta campaña, pero desde el punto de vista de quienes precisamente manejan los hilos de nuestra sociedad: esa misma oligarquía que ironicamente es la causa de las desigualdades y diferencias sociales, diferencias que cada vez se hacen más abismales. Que yo sea amable con la gente que me encuentro día a día en nada cambia los problemas de coyuntura. Por eso, esta campaña es eso, una campaña publicitaria que ofrece ilusiones, pero basadas en una gran mentira. Como lo insinuó Carol Zardetto en una columna de opinión del viernes pasado, una campaña en la que el trabajador, el de clase media y el pobre es el responsable de que las cosas estén como estén, pero jamás el gran empresario, el terrateniente, las familias de bien de cuño criollo que con sus actitudes éticas han llevado al país al empobrecimiento, la miseria, la pauperridad. Ahora bien, que alguien sin instrucción sea capaz de dejarse embobar por estas fantasías, lo podría entender, porque al final, otra consecuencia de este sistema de desigualdades es la educación mediocre y acrítica que contribuye a mantener el mismo sistema. Por eso me extraña esa actitud tan agena a la realidad, superficial y poco inteligente de Lucía Escobar, quien escribe sobre el feminismo, sobre ecología, pero que en cuestión de realidad social anda perdida.

  4. Ya estoy hasta el copete de la discusión del anuncio Pepsi-Arjona… el gran problema es, que en este país de ciegos, esperamos que un cantautor tuerto nos resuelva los problemas. Por qué critican tanto?? están esperando realmente que Arjona y la Pepsi nos salven? y resuelvan los profundos problemas del país? El uno vende canciones y el otro gaseosas, que las consuma quien quiera y quien no quiera, no… Laissez-faire… no?? (nota al margen: me parece ridículo que lo ‘traduzcan’ en el comentario anterior… suficiente lo repiten los periquitos seguidores del difunto Ayau). Y ya que menciono el comentario anterior (de Bernard alias Rockefeller), es cierto que el estado tiene grandes falencias y desaciertos, pero de la misma magnitud las tiene el empresario Guatemalteco, o que? no están criticando a Pepsi Co. en este artículo? o es la Pepsi una dependencia del estado? Qué no son los grandes empresarios quienes manipulan al gobierno para sacar ventaja privada? qué, no evaden? si unos roban y los otros no pagan están igualmente mal!! quien va a romper el circulo vicioso?? Lo único malo de la libertad de expresión es que uno se debe tragar la bilis de leer y escuchar cada personaje…

    1. Hola Juan, exactamente, lo que comentas de ver a Arjona como un iluminado es precisamente lo negativo. Por ello se plantea que mas alla de actitud, debemos ver la realidad de nuestra economía y empezar a cambiarla para que no solo la pobreza disminuya, sino para brindar la oportunidad que surjan 10, 100 o 1000 nuevos Arjonas, y que cada quien progrese en lo que desea.

  5. Me sorprende que una persona que busca defenderse con una frase como esta lo haga sin saber lo mas mínimo de la economía, no voy a entrar en detalle de los aranceles (esto es politica fiscal) ni el contrato de energía, con relación al tipo de cambio te doy la siguiente reflexión, nuestras exportaciones son pagadas en $ lo que significa que si el dolar se devalua o el productor recibe menos Q, lo que nos empobreceria más, o vende mas caro, lo que nos haría menos competitivos, o sea vendemos menos e igual empobrecemos.

    1. Hola Edgardo, a tus comentarios debo decir, primero, la política fiscal es parte de la economía, por lo que se debe incluir. Segundo, ya que omites lo de la energía, he de decirte que también es parte de la economía porque genera un gasto nacional, que no debería de ir destinado a ese rubro, sino para incrementar el consumo en otros bienes y servicios. Aparte de eso, como explicaba, el costo de energía de esos contratos hacen tan alto el precio de la electricidad, por lo qu eel país no puede atraer inversiones en la industria y por consiguiente diversificar la economía, dejando de ser una economía agraria, por una una economía industrial y de servicios. Tercero y último, ya que hablas del tipo de cambio como medio de competitividad, lo que yo estoy haciendo referencia en el escrito es al costo que pagamos los ciudadanos por subsidiar esas exportaciones que mencionas. Como veo que te preocupas mucho por eso, te pregunto, ¿cuál es la estrategia exportadora del país? ¿Existe? ¿Crees en la libertad del mercado? Porque de ser así sabrías que si se permitiera el tipo de cambio real, las importaciones aumentarían ya que serían mas baratas, ese incremento subiría de forma natural el valor del dólar, y al final se mantendría la competitividad que mencionas. La pregunta ahora sería, ¿por qué debo yo subsidiar las exportaciones, si lo que consumo es en su mayoría importado? Si Guatemala tuviese una economía diversificada, con valor agregado para ofrecerle al mundo, estoy de acuerdo que se puede pensar en algún tipo de subsidio por estrategia nacional, pero como ahora que solo exporta materias primas sin valor gregado, y que además deja por consiguiente salarios bajísimos, el subsidiar el tipo de cambio es inhumano, en un país que importa todo lo que consume en alimentos. Saludos

  6. Bueno, no soy economista pero veo asertado el analisis que hace Heini Villela Schneebeli con referencia a las soluciones que podrian ayudarnos como pais pero!! me entristese como empieza y termina su columna insultando y creo ella sola se responde a su critica insultante, claro que son otras las soluciones, claro que son otras las acciones, claro que son muchas cosas mas las que hay que hacer, pero mas claro es la “actitud” la que determina que la acción positiva conlleve a una reacción igual o mas que positiva, por que darle tanto rollo a una campaña que lo que busca es el cambio de esa mentalidad negativa que tienen los guatemaltecos una marca que prefirió a un Canta autor Guatemalteco y este señor crea el texto de la campaña y la resume con este mensaje “El cambio solo empieza si vos cambiás” que de malo tiene eso? por favor si ubiera sido “Luis Miguel” el llamado Sol de Mexico el que hiciera la campaña otra seria la actitud imaginense super alabado el hombre y este señor años atras dijo ” prefiero besar una vaca a besar a una Guatemalteca ” y ahi estan llenandole estadios y mundo E al sol de Mexico.

    Señores!! es solo una campaña publicitaria que opto anunciar su bebida con un mensaje positivo e inyectando una dosis de nacionalismo con el mejor cantautor del pais y uno de los mejores a nivel internacional, entonces vuelvo a preguntar que de malo tiene eso? asta el video de “fuiste tu” donde apoya y le da un empujonsito a Gaby Moreno que ademas muestra a una Guatemala verde, colonial y hermosa le critican por ahi leí: que tiene que ver una cancion romantica con el paisaje por favor!!!! que les pasa!!! veamoslo de otra perspectiva aplaudamos y apoyemos el exito de las otras personas que ademas se recuerdan de su gente y ponen el nombre del pais en alto don Ricardo Arjona es una vitrina para Guate!! y pregunto que a hecho usted por Guate que? y quien es usted quien? por favor nos hacer falta actitud positiva una fuerte dosis de actitud positiva!!!! ya dejemos de criticar y destruir mejor actuemos y sumemos al pais ponga su grano de arena con una buena actitud.

    Termino con esto y sin insultar a nadie ok……………. Es la actitud, estupid@!!!!

    1. Bueno, no se donde esta el insulto, ya que solo refiero la frase dicha por Clinton. Si piensas que es ofensiva, es tu criterio y eres libre de pensarlo como quieras. Por lo demás que comentas de Arjona, no tengo nada que decir, ya que no tiene nada que ver con el escrito.

      1. No hay insulto…es una palabra que está en el diccionario de la RAE (y en cualquier otro)…es una cita de una expresión de otra persona….Que nadie se de por aludido o bien, como dice mi madre, “al que le venga el guante que se lo plante”…Creo que debemos de reaccionar emocionalmente a la realidad. Por supuesto que las emociones son necesarias para la acción y la salud mental pero no deberían ser las rectoras de nuestra ACTUACIÓN. Como tampoco las preferencias y gustos personales deberían ser argumentos para justificar o explicar los fenómenos. Que a mi me guste la teoría de la evolución y me caiga bien el viejito Charles Darwin no tiene nada que ver con que la teoría sea válida o no….Y sobre Arjona ya se ha dicho mucho….y es acertado no emitir mas opiniones al respecto.

  7. No estoy de acuerdo y se me hace perdida de tiempo ahogarse en un vaso de agua, ambos bandos se fueron a los extremos. Ni una campana publicitaria nos va a salvar y ni un artista va a modificar asuntos o errores estricamente de gobierno. Ahora esas propuestas que son buenisimas, hay que hacerselas al congreso, a los diputados, a los que si deberian de cambiar las cosas, no a un cantante…

  8. Se ve que el Sr. Arjona no frecuenta los medio de transporte públicos.Porque allí si que la actitud
    personal tendría un momento difícil. Buenísimo escrito.Solo una duda sobre el asunto de la política cambiara.Si no hay liberalizacion economica respecto a lo que usted escribio una revaluacion del Quetzal beneficiartia principalmete a los monopolios y haria grande daños a los que reciben remesas.Si usted analiza los datos sobre las exportacion se habra dado cuenta que las tradicionales que en el en la creencia general son consideradas las mas grandes son en realidad meno del 25% del total.Claro es que esto pasa porque hay necesidad que asi se crea por justificar los privilegios que se dan a estos sectores.Quitar competitivida a sectores que tienen que relacionarse a productos de origen global podria causar un daño considerable.Ademas la inflacion es mucho mas alta de lo que se declara sobre todo en sectores que tienen que ver con el turismo de manera que una revaluacion haria ulteriormente caros los servicios turistico ya poco competitivos.

    1. Davide, disculpa que te responda tan tarde, escribiré un artículo explicando el punto de la política cambiaria y ahí podremos discutirlo (será en dos o tres semanas). Para mientras muchas gracias por tus comentarios y observaciones. Saludos

  9. Energia electrica, estuve revisando y Guatemala es mas barato que Honduras, El Salvador, Panama. Lo que sucede es que en otros paises hay subsidios para la electricidad, lo cual no va en la linea de lo que hablan en este articulo.

    Aparte de eso, de acuerdo con casi todo. Solo tenemos que tener una mejor actitud todos para lograr una mejor economia. La actitud de los gobernantes, la actitud de todos los que elegimos a los gobernantes para poder elegir mejor tambien es importante.

    La actitud si se necesita para hacer cambios en el pais, junto con el proteccionismo que hay a productos tan necesarios como la harina.

  10. Una pequeña nota acerca del comentario del Sr. Pedro Salas.El echo que Honduras El Salvador y Panama tengan energia electrica mas cara no significa que aqui no sea demasiado cara tambien.Si excluye estos paises cercano y que tienen ademas una estructura economica muy parecida a la de Guatemala descubrira que el costo que estamos pagando es altisimo comparado con casi todos les demas paises y esto a causa de una privatizacion que hubiera tenido que ser declarada lesiva a los intereses nacionales.Hay que considerar ademas que en tiempo recientes todas las tres distribuidoras han sido vendida y mas que todo en el caso de Deorsa y Deocsa a compradore bastante oscuros cosa esta que explica muy bien cuanto mal haya sido hecha la misma privatizacion ya que no prevee una clausola que permita al estado de opinar acerca de la adquisiciones en una industria estrategica.como lo es la electrica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s