Corrupto ¿Yo? ¡Claro que si!

Justificando mi respuesta a la pregunta ¿sería corrupto?

Texto: Heini Villela Schneebeli

¿Alguna vez se han preguntado si serían corruptos al ejercer un cargo público?  Mucho tiempo de mi vida me cuestione la mala suerte de Guatemala y de toda Latinoamérica de tener gobiernos corruptos.  No importa si eran gobiernos de izquierda o de derecha, civiles o militares, el resultado de toda gestión siempre ha sido y es la corrupción.  La educación que recibí me hacía pensar que dicho problema era la falta de valores en las personas que participaban en esos gobiernos, que no tenían amor a la patria, ni una conducta positiva.  Agregaba a mi pensamiento la premisa de dividir en dos bandos a los guatemaltecos, los “buenos” que se esfuerzan trabajando y sacando lo mejor de si y los “malos” que tienen hundido al país por su actuar inmoral.  Obviamente yo era del bando de los “buenos”, porque en vez de estar viendo como enriquecerme con el dinero del pueblo, estudiaba y luego trabajaba duro para obtener por mis propios medios y esfuerzo mi prosperidad.  Los años han pasado, aunque no puedo quejarme de cómo me ha ido, veo que muchos se han esforzado igual o mas que yo, pero no les ha ido mejor, pasando grandes dificultades para poder mantener a sus familias con los mínimos necesarios de alimento, vestuario, transporte, educación y salud.  Por otro lado, veo sin excepciones que en los diferentes gobiernos (desde que tengo memoria),  los funcionarios que han ocupado cargos, sin importar el tiempo que han durado en su desempeño, salen en mucho mejores condiciones económicas que cuando entraron.  Debo agregar que el origen social, la condición económica o la escala de valores no alteran dicha conducta.  Esta realidad me llevo a dudar de la teoría de la falta de moral de las personas como base de la corrupción, por lo que empecé a analizar de forma racional el asunto y creo haber entendido finalmente dicho fenómeno en Guatemala.

El Producto Interno Bruto (PIB) de Guatemala en el año 2011 fue de Q.365,000,000,000.  Este dato se refiere a todo lo producido en el país durante ese año.  La Población Económicamente Activa (PEA) o sea la que esta en condición de trabajar, llega casi 7,000,000 de personas.  Como ejercicio mental creo interesante que analicemos cuanto corresponde por persona de dicha producción, dando el resultado que cada guatemalteco en promedio produjo Q.52,142.85.  Imaginemos cuantos de nosotros podríamos vivir produciendo eso, supongo que estaremos de acuerdo que muy pocos, mas si debemos mantener una familia.

Ahora bien, el cálculo no puede ser tan simple, porque había recordado que en Guatemala no todos somos iguales, sino que ocurre como en todo el mundo: están los que tienen mas y los que tienen menos. Investigando encontré que muchos datos coinciden en que el 53% de la riqueza esta en el 20% de la población.  A mi esos datos de concentración de la riqueza nunca me han dado problemas, porque lo considere un índice mas y que lo importante en todo caso era ver el nivel en que estaban los mas pobres, sin importar cuan ricos fueran los mas ricos.  Pero hoy si me asusta, porque si al PIB, le quitamos el 53%, nos quedan únicamente Q.171,550,000,000 y si a la PEA le quitamos ese 20% de personas que la concentran, nos queda 5,600,000 personas, entonces el dato de cuanto produce cada uno de ellos se reduce a Q.30,633.92.  Preguntémonos entonces ¿cómo nos sentiríamos si esa es nuestra capacidad de producción?  De seguro nos sentiríamos muy asustados y no dudaríamos en salir a la calle a protestar exigiendo que se incremente nuestra capacidad de producción, porque eso no alcanzaría para vivir.

¿Qué pasa con el 20% de personas que concentra el 53% de la riqueza?  Bueno, a ellos les quedaría en promedio la capacidad de producción de Q.138,178.57.  Esto significa cuatro y media veces mas que el resto de los guatemaltecos.  Pero hagamos un ejercicio mas con este grupo: de ese 20%, el 4% concentra el 22% de la riqueza, y el 16% concentra el 31%, esto significa que los mas ricos del país representan a 280,000 personas (de los 7 millones de la PEA) y concentran Q.80,300,000,000 de la producción del país, lo que significa que cada uno de ellos absorbe Q.286,785.71 de la producción.  El restante 16% que representa a 1,120,000 personas, absorben en teoría la capacidad de producción de Q.113,150 cada uno.

Ahora, teniendo estos números claros, pensemos en el gobierno.  Según datos estimados, el presupuesto gastado por el gobierno en el 2011 fue de 55,000,000,000.  El número de empleados aproximados en el Organismo Ejecutivo y entidades descentralizadas es de 200,000 para el año 2007, sumemos 100,000 personas mas que sean empleados del resto de organismos y de las municipalidades, eso nos daría un total de 300,000 personas.  Si tomamos el dinero que gasta el Estado dividido el número de empleados da Q.183,333.33.  Esto significa que trabajando en el Estado se tiene mas acceso a dinero, que estando fuera de el, a menos que uno formara parte del 4% más rico del país, lo cual haría la excepción.  Este punto explica la lógica de porque tanta gente ve atractivo y busca trabajar en el Estado; mas que un asunto moral, es un asunto de oportunidades y no puedo olvidar las innumerables veces que me enseñaron que la habilidad del triunfador esta en saber aprovechar las oportunidades, ser proactivo y tomarlas, y eso nada tiene que ver con ser bueno o malo, tiene que ver con éxito.  Así, mi primera conclusión ha nacido: es mas atractivo trabajar en el gobierno que en el sector privado, por haber mayor oportunidad de crecimiento económico al tener que participar en la administración de los fondos públicos; además, mientras esos fondos se incrementen, mas atractivo será.

Aún no hemos planteado la relación con corrupción.  Para ello determinemos cuanto del presupuesto del Estado va a salarios, y este número es de Q.14,600,000,000, eso significa que quedan Q.40,400,000,000 sobre los cuales administrar.  Se dice que son entre 3000 y 6000 funcionarios los que tiene poder de decisión en el Estado, esto significa que si tomamos el número máximo de 6000, cada uno de ellos es responsable en promedio de administrar Q.6,733,333.33.  Esta cifra, significa una gran oportunidad, y es indudable, que si comparamos con los Q.52,142.85 del PIB que nos corresponde en el promedio de producción, el sacarle el 10% de comisión a esos Q.6,733,333.33 da la módica suma de Q.673,333.33.  Esto representa que queda dinero para hacer una obra mediocre (pero hecha al final de cuentas) y casi 13 veces mas de ingreso, comparado con la capacidad de producción del PIB por cada guatemalteco.

Viendo estas ideas y meditando sobre ellas, me queda claro ahora, que no se trata de moral, de ser bueno o malo, sino se trata de que hemos aprendido muy bien la educación recibida en colegios, universidades, anuncios publicitarios, mensajes gremiales, iglesias, etc. “las oportunidades son de quienes las toman” y los funcionarios muy obedientemente las han tomado siempre en aras de la eficiencia de su energía y conocimiento, maximizando sus beneficios.  Esto es la elemental lógica empresarial que priva en nuestro sistema económico.

Luego de este análisis, debo entender que la raíz de la corrupción no es la falta de valores, es la economía, dirigida por el 4% de mas alto ingreso, que ha construido un sistema incapaz de garantizar una producción per cápita que permita vivir dignamente.  Si se incrementara la capacidad productiva del país, se debería tener una relación inversa en los niveles de corrupción, entendiendo con esto que la corrupción no tendrá fin, porque el sistema siempre busca maximizar sus ganancias, y nada mas fácil que con dinero ajeno, pero si podría llegarse a niveles manejables como ocurre en los países mas prósperos.  Para mientras y a pesar de todo el estudio, esfuerzo y valores, y de tener una actitud positiva, me doy cuenta que es imposible que yo logre cambiar las formas de producción de Guatemala, así que al tener que afrontar mi realidad, en definitiva, ante la evidencia clara de los números y fiel a los principios del mercado, a la pregunta de ser corrupto, debo responder: ¡Claro que sí!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s