Warren Buffet dixit

Warren Buffet dixit

Una de las formas clave de medir esta victoria son las desigualdades de riqueza y renta crecientes del uno por ciento respecto al resto del mundo.

Anuncios

Mil millones de dólares para usar palabras del Mundial

La FIFA ha registrado cerca de 200 palabras relacionadas al Mundial 2014 que nadie podrá utilizar “con fines comerciales” pues de lo contrario, quien lo haga, se encontraría con un proceso judicial. Obviamente, no hay que alarmarse, esto solo es para “proteger a los patrocinadores que han pagado mil millones de dólares para tener el derecho exclusivo de usar esas expresiones.” Eso deja fuera a toda empresa que no tenga en el bolsillo esa módica cantidad para poder hacer lo mismo que hacen las que si lo tienen: negocio con el Mundial.
Esta lógica corporativa, empresarial, privada, o como quieran llamarle es la misma de aquéllos que se jactan de la igualdad de oportunidades, de las “libertades individuales”. Es decir, que si las medianas y pequeñas empresas no pagan es porque no quieren, si uno es pobre es porque quiere, porque no es emprendedor.

Lo más preocupante de todo es que la FIFA está cobrando por algo que es de todos ¡el lenguaje! ¿quién autorizó a este gigante a ejercer este tipo de violencia? ¿a explotar las palabras? Nadie, porque todos tenemos iguales oportunidades… y nos comemos esta falacia encantados de la vida mientras hacemos quinielas y seguimos comprando la cerveza del oligopolio para ver los partidos.

Lo próximo que veremos, si no actuamos al respecto, es que así como llega la factura de agua a la casa, llegará la del aire y la energía del sol.

Gol de la FIFA