Cuaresma 2.0

Escrito por Heini Villela Schneebeli

Es curioso, los seres humanos tenemos la particularidad de medir el tiempo en forma exacta. 60 segundos hacen un minuto; 60 minutos hacen una hora; 24 horas un día y 7 días una semana; 52 semanas completan un año, que es el tiempo que tarda la tierra en completar la vuelta al sol, que si queremos ponerlo en distancia recorrida, deberíamos pensar en unos 930 millones de kilómetros. Y con esta relación es que definimos la vida, no importa de quién sea, da lo mismo decir que he vivido 41 000 millones de kilómetros recorridos por la tierra alrededor del sol o 44 vueltas alrededor del mismo. La cuestión es que somos muy precisos, tanto que los cursos de historia se preocupan más por recordar las fechas de los distintos eventos que por entenderlos.

Pero, ¿qué tiene que ver lo que acabo de decir con la Cuaresma? Todos saben que la Cuaresma cambia de fecha cada año. La Navidad es siempre 25 de diciembre, el Año Nuevo es 31 de diciembre y la Independencia se celebra siempre el 15 de septiembre. Si todo es fijo, ¿por qué la Cuaresma cambia de fecha? Esto ocurre porque a diferencia de toda la exactitud que tenemos en el resto de fechas, aquí se toma como referencia la estación climática del hemisferio norte y la luna. Pero para marcar la Semana Santa y el inicio de la Cuaresma se debe buscar el primer domingo inmediato a la primera luna llena luego del inicio de la primavera (que sería el Domingo de Resurrección) y contar 40 días previos para marcar lo que conocemos como Miércoles de Ceniza y por eso, como la vuelta de la luna alrededor de la tierra es independiente de la vuelta de la tierra alrededor del sol, la fecha cambia. Es algo parecido a esa costumbre que tenemos de medir la distancia con el sistema métrico decimal en metros o kilómetros, pero al ir al mercado pedimos en libras o al pensar en consumo de combustible lo hacemos en galones.

Esta complejidad es interesante para analizar cómo hemos creado todo un sistema de medición del tiempo a partir del recorrido de la tierra alrededor del sol, pero para marcar la fecha más importante de la Cristiandad, obviamos siglos de estudios, contemplaciones y mediciones, y nos vamos a algo distinto. Y es así que quizás esos cambios de medición solo son representativos del cambio de conceptos que tenemos sobre nosotros mismos. La Cuaresma es época de recogimiento y meditación, por ello quiero plantear esta pregunta: si Cristo estuviera en este momento en Guatemala, en vez de hace dos mil años en Israel, ¿el papel de quién nos correspondería desempeñar? No me imagino a Cristo entrando a Guatemala por el puente Belice siendo recibido con flores por la Junta Directiva de la Cámara de Industria. Tampoco me imagino a Cristo sacando a los vendedores ambulantes de la Sexta Avenida, ni predicando en el lujoso templo de Casa de Dios. Mucho menos puedo imaginarme contar entre sus seguidores a miembros de los Rotarios o a los líderes del año de la Cámara de la Libre Empresa, teniendo su Última Cena en algún restaurante de Cayalá. Solo hay dos cosas que sí podría imaginarme. La primera es a Jimmy Morales en el balcón del Palacio Nacional, rodeado del Consejo de Ministros en su totalidad, acompañados de los dignos diputados y honorables empresarios del CACIF preguntándole al pueblo si este hombre que el último domingo entró a la capital por la Ruta al Atlántico debe ser crucificado o dejado en libertad, y me veo a mí y a mis amigos en medio de la plaza gritando “¡Pena de muerte a los mareros!”, “¡Crucifíquenlo que los derechos humanos solo protegen a los delincuentes!”, “¡Esos peludos solo vienen a dividir, lo que Guatemala necesita es unidad!”. La segunda es a Cristo crucificado en el Campo Marte y con transmisión en vivo por los canales nacionales.

Y ya con esto, pregunto: si la primera venida de Cristo fuese ahora, a Guatemala y no hace 2000 años, ¿qué papel desempeñarías en los últimos 5 días de vida de Cristo? ¿Seríamos tan hipócritas de negar la realidad de lo que somos así como cambiamos la forma exacta de medir el tiempo entre cada Cuaresma?

Anuncios